Licor De Mandarín

Los cítricos son excelentes aliados en la cocina: preciosos ingredientes que pueden dar sabor a todos los platos, desde el aperitivo hasta el postre. En la tradición hay también licores preparados con sus pieles: además del más famoso limoncello hay también el que se hace con mandarinas, a menudo llamado mandarinetto. Un licor de color naranja intenso, muy fragante y de sabor dulce; prepararlo en casa es muy sencillo, sólo hay que tener paciencia y esperar un par de semanas.

Usando las mandarinas de nuestras plantas, sin tratar, nos regalaremos un agradable recuerdo del invierno cada vez que abramos las botellas de licor de mandarina preparadas con nuestras manos.

La receta es muy simple: infusión de alcohol y cáscaras de mandarina, sólo la cáscara de naranja sin la parte blanca. Luego se necesita el tiempo adecuado para descansar, la adición de un jarabe de agua y azúcar, un segundo descanso y voila: botellas de licor listas para ser compartidas en la mesa o dadas a amigos y familiares.

Califica este artículo

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *