Sopa De Alcachofa Aterciopelada

La aterciopelada sopa de alcachofa es un simple primer plato de sabor delicado, ideal para las frescas tardes de primavera. Es una receta fácil que permite explotar incluso las partes menos nobles de las alcachofas, como los tallos, reduciendo así los residuos en la cocina.

Dado su muy particular y refinado sabor, para disfrutar de la alcachofa en su mejor momento es importante cocinarla de la forma más sencilla posible: un diente de ajo, unas cuantas hojas de albahaca y un manojo de perejil. Tres simples aromas que sin duda puede recoger en su huerto, son todo lo que necesita para dar a este terciopelo un sabor equilibrado y un aroma verdaderamente único.

Si tienes una abundancia de alcachofas, puedes preparar este terciopelo en grandes cantidades y congelarlo para tenerlo disponible cuando te apetezca.

Califica este artículo

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *