El Café ético Del Colectivo Malatesta

Malatesta coffee es una joven empresa fundada en Lecco por un grupo de jóvenes que han logrado establecer una cadena de importación y tostado de café alternativa a la de la gran distribución y basada en principios éticos y de respeto al medio ambiente. El café es cultivado con métodos orgánicos por campesinos que trabajan con métodos tradicionales y en condiciones de trabajo decentes, la importación se realiza buscando el contacto directo con los productores, desde Colombia hasta las comunidades zapatistas de Chiapas. El colectivo Malatesta consigue crear ingresos y trabajo sin especular con las personas y el ecosistema, vamos a conocer mejor esta hermosa realidad.

Índice de contenido [Ocultar]

  • La historia del proyecto
  • Principios fundamentales del café Malatesta
  • Cultivo de café verde
  • Tostado
  • Dónde encontrar el café Malatesta

La historia del proyecto

La idea del café Malatesta tomó forma en 2011 en Lecco, dentro del Grupo de Compras Solidarias “La comunidad de la Sporta”. El Gas de Lecco, con el aumento del número de socios, decidió alquilar un almacén donde guardar sus compras, en este espacio hay tostadoras artesanales de café sin usar al azar. Al ver estas máquinas surge la idea de establecer una realidad económica que puede ser fuente de ingresos y por lo tanto dar trabajo pero también aportar valores de equidad. Se desea prestar atención no sólo al cultivo del café, como ya ocurre en los proyectos de comercio justo, sino a toda la cadena de suministro, que también incluye la importación, la torrefacción y la distribución. Por lo tanto, el proyecto abarca toda la cadena de producción alternativa de café, desde el trabajo agrícola hasta la torrefacción. Así nació el colectivo Malatesta, que alquila las máquinas procesadoras de café y comienza a experimentar, empezando por el suministro al grupo de compra de la bolsa con sede en Lecco, para luego expandirse a otros GAS. Para encontrar el café verde que se utilizará en la planta de tostado, el colectivo comienza por basarse en realidades similares como el Caffè Libertad en Hamburgo y la cooperativa Shadilly en la región de las Marcas. Junto con ellos importan café de proyectos solidarios en Chiapas, Honduras, Guatemala y Uganda.

En 2014 comenzará también la experiencia de importación directa de café verde por Malatesta, que selecciona el café de Colombia. La relación directa con los que cultivan permite una mayor comprensión de las realidades sociales involucradas y conduce al apoyo. El café colombiano tostado por la Malatesta proviene del Cauca, una zona pobre con problemas económicos causados por conflictos internos.

El conocimiento directo es también un principio dirigido a las realidades que apoyan a Malatesta en Italia con la compra, ofreciendo la oportunidad de visitar el taller de tostado y conocer en persona los grupos de compra y las diversas realidades que apoyan el proyecto. El consumidor no es simplemente un comprador, sino que apoya una cadena de suministro de la que conoce y comparte acciones y objetivos.

Califica este artículo

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *