Tres Errores A Evitar Cuando Se Hace El Jardín

No siempre todo sucede como nos gustaría y no siempre es el clima o el suelo el culpable.

En las acciones diarias que se hacen trabajando en el jardín hay pequeñas precauciones que hay que saber para evitar dañar nuestras plantas.

Les presentamos tres errores típicos que no cuesta nada evitar, basta con conocerlos para no cometerlos. Nadie nace con el pulgar verde, son las pequeñas cosas las que marcan la diferencia y puedes aprender.

Son tres cosas sencillas, prestar atención no cuesta nada, permite tener mejores resultados en la cosecha y evita la formación y propagación de enfermedades de las plantas hortícolas que pueden arruinar su trabajo.

Error 1. Irrigar con agua demasiado fría

Error : si abres el grifo en agosto y riegas con la tubería de agua, puedes causar daños. Tenga cuidado en los meses de verano más cálidos y evite usar agua que no esté a temperatura ambiente: el agua muy fría causa un choque térmico a las plantas. El cambio de temperatura puede bloquear el crecimiento de las plantas durante unos días, especialmente las pequeñas y las plantas recién transplantadas son sensibles.

Como evitarlo : si recoges el agua de lluvia en tanques no tienes este problema, lo mismo si tienes un sistema de riego por goteo (el agua fría se calienta a través de las mangueras. Si usas agua del grifo tienes que asegurarte de que no esté muy fría. Cuando hace mucho calor, es mejor mantener cubos o tanques donde almacenar el agua y no usarla directamente de la manguera.

Error 2. Transmitir enfermedades con herramientas de jardinería.

El error: tal vez no lo sabías, pero las herramientas de jardinería son uno de los principales vehículos de las enfermedades de las plantas de jardín. Si usas una cizalla o un cuchillo para podar o cosechar, ten cuidado: cortando una planta enferma puedes continuar el trabajo y propagar la enfermedad por todo el jardín. De esta manera, las enfermedades bacterianas, virosis y enfermedades por hongos se transmiten muy fácilmente.

Cómo evitarlo: sólo presta un poco de atención, si ves plantas sospechosas con partes amarillentas o ennegrecidas o con moho o podredumbre, usa herramientas distintas a las usadas en plantas sanas o desinfecta las herramientas entre plantas.

Error 3. Sembrar demasiado cerca

El error. Poner las semillas demasiado juntas y no adelgazar en el momento adecuado está mal. En primer lugar, las plantas que están demasiado cerca robarán luz, agua y nutrientes y no se desarrollarán adecuadamente. También será un problema mantener el suelo limpio de malas hierbas y la densa vegetación promoverá la putrefacción y las enfermedades de las plantas.

Cómo evitarlo: es importante respetar las distancias de siembra correctas. Al sembrar o transplantar, es necesario pensar en una sexta planta que tenga en cuenta el desarrollo de la planta, encontrar en nuestro sitio las distancias correctas a guardar entre las diversas plantas hortícolas, tenerlas en cuenta y en duda poner unas pocas plantas menos, recordando que los que quieren demasiado nada aprietan.

Califica este artículo

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *