Alchechengi: Pequeña Fruta Exótica En El Jardín

El alchechengi ( Physalis alkekengi ) es una planta de la familia de las solanáceas, aunque es un pariente cercano de los tomates y las patatas, produce un pequeño fruto muy utilizado en la confitería. Es una planta que a pesar de sus orígenes exóticos puede ser cultivada tranquilamente también en Italia y es una idea original sembrarla en su jardín.

Es una planta pequeña, que tiene variedades tanto verticales como rastreras y un ciclo anual y multianual. Las flores del alquimista son amarillentas y pequeñas, similares a las de la pimienta, mientras que el fruto nace en el interior de una membrana muy decorativa y característica involucra, el alquimista es por esta razón también llamado “linterna china”.

Esta planta forma rizomas, por lo que si la cultivas como una planta de varios años puedes reproducirla en primavera dividiendo los penachos.

El clima, el suelo y la siembra de los alquiches

Clima. Los alquimistas son una planta muy sensible al clima, hay que tener cuidado con las heladas. Por esta razón en Italia es mejor cultivarlas como plantas anuales, a menos que se tenga el huerto en zonas de clima particularmente templado y con un invierno suave, o se utilicen trucos y cultivos protegidos en invernaderos o túneles. Como exposición al sol prefiere zonas de media sombra pero si está en el norte es mejor ponerlo en parterres soleados para asegurar temperaturas más altas.

Terreno ideal. Estas plantas no piden mucho, eligen si es posible suelos calcáreos y bien drenados, trabajan el suelo de tal manera que favorecen la escorrentía del agua de lluvia.

Sembrar. En los semilleros, los alquimistas deben ser sembrados al final del invierno, a principios de marzo, son bastante sencillos de reproducir a partir de la semilla, un poco como todas las solanáceas. El transplante se hará cuando las plántulas alcancen los 10 cm de altura y la distancia ideal es de 50 cm entre las hileras y otros 50 cm entre las plantas a lo largo de las hileras de siembra.

Califica este artículo

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *