El Cultivo Del ñame O La Batata Americana

El ñame es un tubérculo originario de América Central y ya cultivado y seleccionado por los Incas, se llama papa americana, precisamente por su origen, pero también camote, por el sabor que comparado con la papa común es mucho más azucarado y recuerda un poco “al sabor de la castaña”.

Sin embargo, se atribuye indebidamente el nombre de “patata” a esta planta, que no es una variedad de patata sino un cultivo completamente diferente, perteneciente a otra familia botánica. La planta de la patata (Ipomea batatas) es de hecho de la familia de las convolvuláceas y tiene en común fuertes similitudes con la patata sólo en el tubérculo.

Es una planta que requiere un clima templado y que tiene un ciclo de cultivo bastante largo, por lo que no es adecuada para zonas montañosas o particularmente frías, pero teme también la sequía, por lo que donde el verano es muy seco, hay que tener cuidado. Aparte de estos requisitos climáticos, es bastante fácil de cultivar y se puede colocar con éxito y de forma satisfactoria en un huerto doméstico. No tiene muchos enemigos en cuanto a insectos y enfermedades, por lo que es perfectamente adecuado para el cultivo orgánico.

Índice de contenido [Ocultar]

  • Características de la planta
  • Cómo plantar ñames

    • El período de siembra
    • Suelo adecuado y preparación del suelo
    • Cómo sembrar
  • Operaciones de cultivo de papas en los Estados Unidos
  • Colección de ñame
  • Uso y almacenamiento culinario

Características de la planta

La papa americana es un tubérculo, pero en realidad sería más correcto decir raíz tuberosa, que alcanza un buen tamaño y generalmente tiene una corteza amarilla, roja o púrpura según la variedad. Del tubérculo salen las raíces que entran en el suelo y a través de una cabeza superior más delgada se conecta todo al tallo de la planta. La parte aérea de la planta se caracteriza por un largo tallo rastrero, que mide de 1 a 4 metros, del cual parten las hojas del largo tallo y en el momento de la floración de las hermosas campanas.

Cómo plantar ñames

Las patatas americanas son fáciles de plantar, la plantación se realiza plantando el tubérculo directamente en el campo. Después de verificar que tiene las condiciones adecuadas de clima y suelo, después de haber fertilizado y trabajado el suelo puede comenzar con el cultivo.

Aunque la planta también se puede multiplicar por corte, es mejor empezar desde el tubérculo para plantarla. Conseguir los ñames no será difícil, comprándolos en un huerto bien provisto de frutas y verduras, una vez colocados en el huerto la primera vez será suficiente para almacenar un poco $0027por semilla de un año con el otro.

El período de instalación

Los tubérculos germinan a temperaturas superiores a los 15 grados centígrados, por lo que el momento de la plantación debe elegirse en función de su zona climática ajustándose a esta indicación. Cuando el termómetro se mantenga estable por encima de los 15 grados y no haya riesgo de heladas nocturnas, podemos proceder a la siembra de las batatas. Estas condiciones climáticas son generalmente las de marzo o abril, no es aconsejable retrasar demasiado la siembra, porque la patata americana tarda de 5 a 6 meses en cosecharse.

Preparación adecuada del suelo y la tierra

Siendo un rizoma tuberoso su suelo ideal debe ser:

  • Suelto y no pedregoso , no propenso a la compactación, para no obstaculizar la hinchazón del tubérculo.
  • Drenando , evitando el estancamiento de agua que puede causar enfermedades.
  • Rica en materia orgánica , lo que hace que la estructura del suelo sea suave y mejore su capacidad para permanecer húmeda.
  • Medio rico en nutrientes , en particular potasio, útil para la formación del tubérculo y responsable del sabor dulce de los ñames.

El cultivador tendrá que trabajar en profundidad con una buena pala y posiblemente incorporar algunos mejoradores de suelo orgánicos. Lo ideal es usar abono o estiércol maduro. Un poco de ceniza puede dar a la planta un bienvenido excedente de potasio.

Cómo sembrar

La implantación se hace de manera similar a la de la patata, es decir, cavando un surco en el que se deposita el tubérculo. La profundidad a la que se colocan las patatas americanas es de unos 10 cm.

Al plantar los ñames hay que tener en cuenta que la planta se desarrolla incluso hasta 4 metros de longitud, por lo que es mejor mantener buenas distancias entre una y otra. Es aconsejable hacer filas a una distancia de 70 cm, poniendo un tubérculo cada 40 cm a lo largo de la fila.

Operaciones de cultivo de patatas en América

Hierbas espontáneas. Como la planta es una planta rastrera, es bueno mantener el parterre de ñame limpio de malas hierbas, con deshierbe regular. Si es necesario, se puede reducir la competencia utilizando mantillo, o construyendo soportes elevados que mantengan la planta rastrera levantada del suelo. Ambas técnicas tienen otras ventajas: el acolchado mantiene el suelo húmedo y la elevación del tallo evita las enfermedades por hongos.

Irrigación . Las patatas frescas requieren agua en buenas cantidades, por lo que es importante evitar que el suelo se seque mediante un riego frecuente y regular cuando sea necesario, especialmente en los meses de verano.

Colección de ñame

El momento de la cosecha depende del ciclo de cultivo de la variedad elegida, normalmente unos 5 meses a partir del momento en que la hortaliza fue plantada. En cualquier caso, observando el amarillamiento de la planta tenemos una buena señal para reconocer cuando llegue el momento adecuado. El método de cosecha es el mismo que para las patatas o las alcachofas de Jerusalén: lo mejor es tomar una horca de pala y abrir la tierra cerca de las plantas, “destapando” los tubérculos en el suelo.

Cocina y almacenamiento

Después de cosechar los ñames podemos almacenarlos de la misma manera que almacenamos las papas, teniendo en cuenta sin embargo que esta planta centroamericana requiere temperaturas ligeramente más altas para mantenerse. Además de la cosecha, también podemos preservar pequeños tubérculos que usaremos como semilla el próximo año.

En la cocina, los ñames se pueden cocinar exactamente como las patatas clásicas: hervidas, fritas, asadas, fritas. El sabor dulce de este tubérculo puede ser enfermizo si no se armoniza con otros sabores en la receta, por lo que a veces vale la pena mezclarlos con las papas tradicionales para humedecerlo.

Califica este artículo

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *