El Cultivo Elemental: El "no Método" Sombrero

Para describir el cultivo elemental, escribí un libro de 200 páginas y docenas de imágenes (se llama “La Civilización de los Jardines” y lo puedes encontrar aquí), pero mucha gente me pide que resuma los conceptos esenciales en unas pocas líneas. Lo intento.

Comienzo diciendo que esta es la realización más avanzada en el momento de la filosofía del “no hacer”, desarrollada de manera comprensible por primera vez en los años 70 por el granjero japonés Masanobu Fukuoka.

Más allá del “no hacer” implementado por el cultivo elemental, no se puede garantizar una cosecha fiable y significativa.

El no hacer cultivo elemental

Para hablar del cultivo elemental, me gustaría describirlo a grandes rasgos en términos de “no hacer”:

  • Nunca trabajes la tierra, ni siquiera al principio del cultivo;
  • no se desarraigan ni se cortan las hierbas silvestres;
  • no se siembra ninguna hierba además de las hierbas silvestres;
  • no fertiliza, ni siquiera con sustancias de origen orgánico;
  • no hay abono verde;
  • no hay compostaje;
  • no se están preparando sistemas de irrigación;
  • no utilizar nunca pesticidas, ni químicos ni orgánicos;
  • la naturaleza del suelo no es modificada por los mejoradores de suelo;
  • no se levantan “paletas”; no se hacen asociaciones varietales;
  • E.M. no se presenta;
  • no se realizan intervenciones homeopáticas;
  • sin maquinaria;
  • no hay diseño de jardín;
  • no se hace referencia a un texto (ni siquiera a mi libro, donde incluso este concepto se explica ampliamente);
  • que no se basa exclusivamente en la semilla de la tradición antigua;
  • no se respetan las distancias habituales entre plantas;
  • Los tiempos de siembra y transplante no están fijados de antemano;
  • no hay rotación de cultivos;
  • no se tiene en cuenta ningún factor relacionado con el suelo, que suele considerarse decisivo, como la acidez, la compacidad o de otro modo, la presencia de minerales, etc.

Sólo se consideran factores a tener en cuenta la exposición al sol y una pendiente aceptable, incluso con terrazas.

La evolución del concepto de no hacer

Para aquellos que han leído “La revolución del hilo de paja” de Fukuoka, la evolución del concepto de “no hacer” debe parecer clara. Al no hacer nada de esto, la tierra comienza invariable y definitivamente a producir con abundancia, mejorando año tras año.

Describe lo que haces en lugar de eso es una lista muy corta . La tierra que encontramos antes del comienzo del cultivo está en un estado de abandono o trabajada por otros. En la naturaleza, la superficie no boscosa siempre está cubierta de hierbas vivas que brotan de una capa de pastos secos. Y esto es lo que hacemos: restaurar un estado de normalidad natural .

Si hay hierba, la cubrimos con más hierba seca, si encontramos la tierra trabajada la cubrimos con hierba seca, entonces la hierba crecerá rápidamente y el resultado será el mismo. A partir de este punto inicial todos podrán proceder a hacer agujeros en el suelo para transplantar y sembrar sin un método preciso, podrán evaluar cómo restaurar la cobertura del suelo con hierba seca cuando ésta se consuma, podrán encontrar una práctica más adecuada para sí mismos para arrancar los soportes para las plantas, podrán decidir mirando las plántulas cómo, cuándo y si dar agua, encontrarán una manera de no ahogar las pequeñas plantas de la hierba que sale de debajo del manto de hierba seca.

Si quitamos a estas prácticas el factor “aprensión”, que parece impregnar la agricultura desde la antigüedad, el resultado es un cultivo elemental.

Elemental porque es simple y confiado a los elementos naturales , que, contrariamente a la presunción humana, las tecnologías y las prácticas agrícolas nunca traicionan. Los que quieren empezar a cultivar me preguntan “qué hacer” y yo les muestro mis experiencias prácticas, pero sobre todo trato de transmitir cómo cada uno de nosotros ya tiene la plena capacidad de cultivar genéticamente en nuestra extemporaneidad creativa.

Profundidad del cultivo elemental

Aquí has leído una introducción al “no método”, algunos consejos para profundizar.

Un vídeo sobre el cultivo elemental

Te sugiero que veas este video (y luego sigas el canal de youtube) donde puedes encontrar más de dos horas de cultivo elemental.

Otras lecturas

Para profundizar en la visión del cultivo elemental, aquí hay algunas lecturas útiles.

Califica este artículo

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *