Sembrar Extendiendo

La siembra es la más rápida: sin tomar medidas ni trazar surcos, sólo hay que tirar las semillas al suelo, con la mano abierta, con el gesto típico de la tradición campesina. Este método obviamente ahorra tiempo y permite cubrir el suelo de manera uniforme, pero no es adecuado para todos los cultivos. Averigüemos cuáles son las ventajas y desventajas de este tipo de siembra y cuál es la mejor manera de hacerlo.

Seminario de siembra: pros y contras

La ventaja obvia de la siembra por espaciamiento es la rapidez: se ahorra el trabajo de hacer las filas, sin embargo hay una serie de contraindicaciones que hacen que este método no sea muy utilizado en el jardín.

El primer problema de la siembra dispersa es no poder decidir la distancia entre las plantas, lo que depende de dónde caen las semillas y generalmente resulta en plántulas bastante densas. Por esta razón es un método adecuado para plantas pequeñas (como ensaladas o rábanos), pero no se recomienda para verduras más grandes (como col, tomates, pimientos, berenjenas, calabazas, calabacines, …).

En segundo lugar, si no hay filas ordenadas, será más difícil llevar a cabo una serie de operaciones de cultivo que son muy importantes para el jardín: controlar las malas hierbas, preparar el riego por goteo, apisonar las plántulas. Por esta razón, los que piensan en mantener el huerto de forma muy precisa, generalmente evitan tirar semillas, pero prefieren trazar surcos o hacer postarelle.

Cómo sembrar por siembra

Preparación del suelo . El suelo debe ser preparado para la siembra con palas y azadas, que luego debe ser refinado y nivelado con un rastrillo de hierro. El semillero es entonces plano y fino, libre de grandes piedras y raíces de maleza.

El lanzamiento de la semilla. Las semillas deben ser lanzadas en pequeños puñados, abriendo la mano con un amplio gesto del brazo, para que caigan lo más dispersas y uniformes posible. Es un gesto muy simple y antiguo, se aprende tratando de hacerlo bien.

Deje los pasillos. Aunque se siembre por siembra, es aconsejable delimitar la zona a cultivar y estudiar los senderos para poder llegar a cada punto de la zona sin tener que caminar sobre la parte sembrada. Por esta razón es mejor no hacer parcelas de más de dos metros de ancho y mantener los pasillos libres de unos 50 centímetros de ancho. Si siembras con abono verde, entonces por supuesto esto no se aplica.

Enterrar las semillas . Teóricamente las semillas deben ser enterradas para tener más posibilidades de crecer, normalmente las semillas muy pequeñas se siembran con semillas muy pequeñas, sólo un velo de tierra como cubierta es suficiente. Puedes esparcir la tierra sobre las semillas o rastrillar ligeramente para mezclar la tierra y la semilla, teniendo cuidado de no crear montones que arruinen la uniformidad de la siembra.

Un pequeño truco . Para facilitar la distribución uniforme de las semillas, es mejor mezclarlas con la misma cantidad de arena, diluyéndolas de esta manera se facilita la siembra por siembra.

Cuando sembrar por la paja

Recomiendo usar la siembra dispersa sólo para ciertos cultivos: ensaladas cortadas, rúcula y rábano. Para las hortalizas que requieren espacio o tienen un largo ciclo de cultivo vale la pena invertir algo de tiempo y sembrar en hileras.

La siembra por esparcimiento es una necesidad para los cultivos de abono verde, útil para regenerar el suelo y no hecha para ser cosechada.

Califica este artículo

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *